miércoles, 3 de febrero de 2016

ISABELLA COLBRAN. Cantante y compositora

Isabella Colbran
Johann Baptist Reiter,c. 1835

(Madrid, 2-2-1785/ Bolonia, 7-10-1845)

  
   Era hija del violinista John Colbrandt, músico de la Capilla Real de la Corte. Comenzó sus estudios de canto en Madrid donde debutó. A los veinte años había alcanzado fama en toda Europa por la coloratura de su voz, fue considerada la mejor mezzosoprano y soprano dramática, musa y esposa de Rossellini.

   Isabella se trasladó a Italia para proseguir sus estudios, fue en Nápoles donde se convirtió en la prima donna de la compañía Teatro di San Carlo, cuenta entre sus admiradores al rey de Nápoles y un público que la adora. Con el tiempo se convirtió en la amante del empresario del teatro, Domenico Barbaia, quien logró salones de juego y Colbran, desarrolló una afición por los juegos de azar.

   Para complementar el talento de Isabella, el empresario firmó con Gioachino Rossini un contrato de siete años como compositor de óperas. A su llegada a Nápoles, compuso especialmente para ella el papel protagonista de Elisabetta, "Elizabeth, reina de Inglaterra". Su siguiente ópera fue "Otello, ossia il Moro di Venezia" en la que Colbran cantó el papel de Desdémona. Su popularidad demandaba continuas actuaciones. En 1815 coincidiendo con la llegada de Rossini, la soprano abandonó a Barbaia para irse a vivir con el compositor. En una estrecha colaboración musical creó para Isabella el rol de Desdémona en Otello (1816), Lisetta en La Gazzetta (1816), Armida (1817), Elcia en "Moisés en Egipto" (1818), Zoraide de "Ricciardo e Zoraide" (1818), el titular de Ermione (1819), Elena en "La donna del Lago" (1819), Anna en "Maometto Secondo" (1820) y el titular de Zelmira (1822) Aunque su voz pronto comenzó a mostrar signos de tensión, Colbran continuó teniendo una carrera fértil.

   En 1821 Isabella y Rossini, siete años menor que ella, dejaron Nápoles y se fueron a vivir en Londres. Al año siguiente volvieron a Italia para casarse el 16 de marzo de 1822 en Castenaso (Bolonia), donde la cantante tenía una villa. Al año siguiente el compositor escribió y diseñó una ópera que disfrazaba el talento ya en decadencia de Colbran "Semiramide" (1823) fueron tan malas las críticas del público y la prensa, que ella decidió abandonar la escena. Tras el fracaso en el Teatro La Fenice de Venecia, Semiramide sería también la última ópera que Rossini compuso para Italia y para Isabella Colbran.

   El matrimonio se fue a vivir a París, nunca habían encajado bien y las desavenencias domésticas eran continuas. En 1837 se separaron, Rossini había comenzado una relación con una modelo de artistas Olimpe. Compuso tres obras más "Il viaggio a Reims, Le conde Ory y Guillermo Tell", sufría neurastenia y abandonó su carrera.

   Las descripciones que hacen de la voz de Colbran caracterizan el timbre como "dulce, suave" con un rico registro medio. La música de Rossini para ella sugiere un dominio perfecto de trinos, medias trinos, staccato, legato, escalas ascendentes y descendentes, y la octava saltos. Su rango vocal se extendía desde fa sostenido por debajo del pentagrama a E anteriormente, la máxima F a veces disponibles.

   Colbran compuso una colección de cuatro canciones: dedicadas a la emperatriz de Rusia, a su maestra Crescenti, a la Reina de España y al príncipe Eugène de Beauharnais.

   Tras la separación, ella se fue a vivir a la finca de su padre, ya fallecido. Había contraído gonorrea y perdió casi todas las posesiones debido a su afición al juego, Rossellini nunca dejó de ayudarla. Isabella Colbran murió en 1845, a los sesenta años y fue enterrada en la Cartuja de Bolonia. El compositor, se casó al año siguiente con Olympe Pélissier.

   Isabella era tía materna de Julia Espín Colbrandt, quien fue uno de los amores platónicos de Gustavo Adolfo Bécquer.
(R.J.M./2.2.2016)







4 comentarios:

  1. Me parece una biografía tan interesante, que la comparto, María Rosa. Muchas gracias por tu hacer literario. Te felicito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Soy de tu opinión, yo la desconocía Julie, supe su nombre a través de un amigo y fue cuando me dedique a indagar. Estoy preparando la de la sobrina.
    Gracias por tus palabras, Julie.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante; la desconocía totalmente. Gracias por tu trabajo, María Rosa.

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias, Luis! Me alegra que le haya resultado interesante a un músico como tú.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar