jueves, 5 de septiembre de 2013

JOSEFA AMAR Y BORBÓN, Ilustrada escritora


Josefa Amar y Borbón
Ilustrada escritora

    Nació en Zaragoza en el año 1753, fue bautizada el 4 de febrero en la iglesia de San Miguel de los Navarros. Era hija de D. José Amar y de Dª Ignacia Borbón. Fue la primera hija, después de cinco varones.

   La tradición profesional e intelectual familiar, por ambas ramas, había sido la medicina. Su padre desempeñó la cátedra de Anatomía desde 1743 y publicó varias obras sobre la pulmonía, el tifus o tabardillo y la viruela. Prestó sus servicios como médico real de Fernado VII y Carlos III, por influencia de su suegro que también era médico. Los hijos se dedicaron a la milicia y la iglesia. El mayor de ellos, Antonio José Amar y Borbón, llegó a ser nombrado virrey, capitán general y presidente de la Audiencia de Nueva Granada en 1802.

   Indudablemente, el ambiente familiar en que se educó Josefa Amar pudo tener una influencia significativa en el desarrollo posterior de sus aptitudes intelectuales. Pero no menos puede afimarse de la labor que desempeñaron sus dos preceptores: Rafael Casalbón, eminente helenista, fue bibliotecario real. Antonio Berdejo, presbítero, fue miembro de la Sociedad Económica Aragonesa y también un experto en lenguas clásicas. Sin desdeñar los idiomas modernos enseñaron a Josefa, junto con el latín y el griego, el francés, inglés e italiano, llegando a dominarlos. Asímismo conocía el portugués, catalán y un poco de alemán.

   Josefa Amar fue una lectora apasionada, alcanzó una erudición más que notable que ejerció con independencia de juicio y dentro de los parámetros del europeísmo universalista de la época. Conocía toda la obra de los ilustrados e ideólogos franceses y su pensamiento pasó de una avanzada Ilustración a un convencido Liberalismo. Aborreció la extrema religiosidad de la cultura de la época y se mostró en todo como una laica convencida; nunca citó a escritoras religiosas: para ella, como si Santa Teresa y sor Juana Inés no hubieran existido. Su feminismo fue muy radical, desaprueba que las niñas se eduquen en conventos de monjas y que incluso existan los conventos.

   A los 23 años se casó (o más bien la casaron) como era lo habitual en la época, con Joaquín Fuertes Piquer, oidor de la Real Audiencia de Aragón. Viudo de 47 años de edad, al que apenas conocía. Su hijo Felipe Fuertes Amar murió trágicamente en Nueva Granada.

   En 1782 fue nombrada socia de mérito de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País. En 1787 lo fue de la Junta de Damas, vinculada a la Real Sociedad de Madrid, y posteriormente de la Real Sociedad Médica de Barcelona. 

  Se dedicó principalmente a la traducción de obras extranjeras, mayoritariamente científicas. Entre 1782 y 1784 tradujo anotados los seis tomos del Ensayo histórico-apologético de la literatura española contra las opiniones preocupadas de algunos escritores modernos italianos. Disertaciones del Abate don Xavier Lampillas. A la cual añadió un Índice alfabético de los principales autores y materias que comprendían los seis tomos, para comodidad de los lectores. Se publicó en Madrid, 1786.

   La Sociedad de Amigos del País de Zaragoza le encargó además la traducción del Discurso sobre el problema de si corresponde a los párrocos y curas de aldea instruir a los labradores en los elementos de la economía campestre.  En 1783 escribió una Aritmética española y tradujo el Diario de Mequinez. residencia de Fez y Marruecos, con motivo de la embajada del caballero Stewrt en el año 1721, para tratar del rescate de los cautivos ingleses. Traducción del inglés.
   
   Defendió  la independencia y dignidad de la mujer, por medio de su traducción de uno de los libros europeos más famosos sobre el tema, el de Knox, Essay moral and literary, en ella corregía algunas ideas de éste, principalmente en lo tocante al gobierno de los pueblos por mujeres. Constaba de dos tomos y, según parece, se perdió uno.

   Entre 1786 y 1790 escribió varios discursos entre ellos, Oración gratulatoria a la junta de Señoras dirigido a la Sociedad Aragonesa(1787) y Discurso sobre la educación física y moral de las mujeres (1790). En todos estos defiende el feminismo de la igualdad: el cerebro no tiene sexo, y la aptitud de las mujeres para el desempeño de cualquier función política o social, depende de la educación recibida.

   Discurso en defensa del talento de las mujeres, y de su aptitud para el gobierno y otros cargos en que se emplean los hombres. Discurso publicado tras la presentación al Consejo de Gobierno para que diese la licencia para imprimir y remitido a la Censura, tras ser emitido el juicio en 1787, fue publicado en 1790.
"Con que si los vicios de las mugeres tienen tanto imperio sobre los hombres, convengamos en la igualdad física, sin negar por esto las excepciones que convienen a cada sexo".

   Su actuación durante los dos Sitios que sufrió la ciudad a manos de los franceses en 1808 y 1809, fue muy destacada, a través de generosas ayudas tanto en efectos materiales, como en su participación personal en la defensa de la ciudad. Estos esfuerzos le llevaron a sufrir un aborto, perdiendo el hijo que esperaba.
   Josefa Amar y Borbón murió en Zaragoza en 1833. Está enterrada en la Iglesia de San Felipe de Zaragoza.


     Rosa Jaén (R.J.M./5.9.13)

2 comentarios: